Crematorio

La incineración es una práctica cada vez más generalizada en nuestra sociedad. El crematorio del complejo funerario municipal dispone de tres hornos con capacidad suficiente para atender de manera eficaz esta creciente demanda.

El edificio está dotado de una particular entrada de luz natural a través de un patio interior ajardinado. Ofrece a las familias una sala de despedida y una sala de espera íntima y acogedora.

En el año 2018 Funerària ha llevado a cabo un proyecto para la renovación del sistema de hornos crematorios. El proyecto ha implicado la sustitución de dos de los tres hornos existentes hasta el momento y la instalación de un sistema de filtros. La planificación ha contemplado también la remodelación de las instalaciones del crematorio con obra civil.

Las nuevas unidades de cremación son más modernas y funcionales. Los avances que incorporan permiten reducir el tiempo de incineración, y como consecuencia, aumentar el número de cremaciones por día y dar un servicio más ágil y eficiente. En el ámbito operativo, la tecnología que utilizan facilita el seguimiento más exacto y continuo del proceso. Por tanto, con esta iniciativa, Funerària hace una apuesta por la eficacia y la garantía de optimización de la atención a las familias. Los nuevos hornos también son más sostenibles, siguiendo la línea de compromiso con el medio ambiente que mantiene la empresa municipal, ya que incorporan un sistema de filtros.